Compraventa comercial vs Civil

Compraventa comercial vs Civil

La compraventa comercial se diferencia de la civil en dos aspectos:

·     sólo recae sobre bienes muebles y

·     necesita para su configuración la intención de revender o alquilar el uso de la cosa que se compra.

Este elemento intencional es el que permite distinguir la compraventa comercial de bienes muebles de la civil.  En la compraventa comercial no se compra para el propio consumo sino para poner la cosa que se compra en circulación. Constituye el acto de comercio típico, ya que responde exactamente al concepto económico de comercio.

2. Operación de cambio de moneda, de banco, corretaje o remate

a. Cambio de moneda

Para que exista operación de cambio de moneda, es necesaria la intervención de monedas de diferentes países. En este caso, la moneda actúa como mercadería. Tradicionalmente se han clasificado las operaciones de cambio de moneda en dos tipos: manual y trayecticio. El cambio manual funciona entre presentes y tiene por objeto la compraventa de moneda o la permuta por otras de distinta especie. El cambio de moneda trayecticio  tiene por objeto operaciones sobre moneda efectuadas en una plaza para obtener el contravalor en diferente moneda, en otra plaza.

Las operaciones de banco sólo pueden ser desarrolladas por bancos. Se llama banco a la entidad jurídica que cumple con la función de intermediación en el crédito. Las típicas operaciones bancarias son el depósito y el préstamo.

c. Operaciones de corretaje

El corretaje  supone mediación entre la oferta y la demanda de bienes . El corredor acerca a quienes quieren comprar y a quienes desean vender cobrando por ello una comisión. El corretaje es la mediación entre la oferta y la demanda de bienes y servicios. Tiende a provocar el acercamiento entre las partes para facilitar la conclusión de contratos directamente entre ellas. Quien desarrolla esa actividad es el corredor.

d. Operaciones de remate

El rematador también realiza mediación pues es el nexo entre los oferentes y demandantes de bienes en las subastas publicas a cambio de una comisión. El rematador ofrece, previos los avisos de estilo, determinados bienes a un grupo de interesados; en público recibe las ofertas a viva voz de éstos y acepta la última y mejor.

3. Negociación sobre títulos valores

El artículo 7, inciso 3, dice así: Toda negociación sobre letras de cambio, o de plaza, o cualquier otro género de papel endosable”.

El Código de Comercio reglamentaba a las letras de cambio y a los vales. Actualmente las letras de cambio y los vales se encuentran regulados en la Ley 14.701. Los cheques tienen su normativa especial en la Ley 14.412. Todos ellos son  títulos valores representativos de dinero y posibles de ser transmitidos a otras personas mediante el mecanismo del endoso.

4. Empresas de fábrica, comisión, depósito o transporte

La noción de empresa pertenece al campo de la economía. El Derecho no define a la empresa. No hay concepto jurídico de empresa.  Doctrinariamente hay acuerdo en que en la empresa hay organización de trabajo ajeno, con un capital que puede ser ajeno o no. Nuestro Código inspirado en el Código de Comercio francés, contempló el fenómeno empresarial que en ese momento (1886) imperaba en la época. Es así que, por la importancia de estas actividades, calificó como comerciales a las empresas de fábrica, comisión, depósito y transporte.

Es importante realizar las siguientes puntualizaciones:

·     No toda actividad por el hecho de realizarse por una organización empresaria, se constituye en comercial. La Ley sólo califica como comercial a ciertas empresas.

·     No todo acto de comisión, fábrica, transporte o depósito es comercial, se requiere que sean realizados por una empresa.

·     Son comerciales tanto los actos que dan vida a la empresa y la ponen en condiciones de funcionar, como los actos que son emanación de su actividad.

5. Sociedades anónimas cualquiera sea su objeto

El artículo 7, inciso 5, incluye como acto de comercio a las sociedades anónimas. Actualmente, las sociedades anónimas están reguladas en la Ley 16.060 de Sociedades Comerciales. Cabe formular las siguiente precisiones:

·     La sociedad comercial es un contrato que da nacimiento a una persona jurídica. En consecuencia se entiende que el contrato es comercial.

·     Es comerciante el sujeto jurídico nacido de ese contrato.

·     Los actos que realice ese sujeto jurídico serán civiles o comerciales de acuerdo a su propia naturaleza. Será de aplicación el artículo 5 del Código que crea la presunción de comercialidad de los actos de los comerciantes; pero admitiendo la prueba en contrario.

6. Negocios relacionados con el comercio marítimo

El fletamento, los seguros, la compraventa de buques, aparejos y provisiones, son negocios que pertenecen al comercio marítimo. Las actividades comerciales, en los orígenes del Derecho Comercial en la Edad Media, se desarrollaron principalmente sobre los mares. En consecuencia hay razones históricas que justifican la inclusión de todo lo relativo a la navegación en el Derecho Comercial.

7. Operaciones de los factores y tenedores de libros en cuanto conciernan al negocio de su principal

La expresión legal no es correcta porque los factores y los tenedores de libros actúan siempre en representación del dueño del establecimiento. Por lo tanto no pueden haber actos atribuibles a éstos. No todos estos actos serán comerciales, sólo los serán aquellos concernientes al negocio del principal para quien trabajan.

8. Convenciones sobre salarios con dependientes

En la actualidad, las relaciones laborales entre el comerciante y sus dependientes se regulan por el Derecho Laboral. En consecuencia, en lo que no haya sido expresamente previsto en las normas laborales es de aplicación el Derecho Comercial.